Abandono

Los servicios omnichannel están despertando el interés de los líderes corporativos del momento y casi un tercio de las tiendas minoristas ya están valorando la posibilidad de ofrecer un servicio de “compra en línea y recogida en tienda”, con la llamada funcionalidad BOPI (Buy Online Pick up In Store).

Sin embargo, los defensores de la tecnología omnicanal reconocen que sólo esta modalidad BOPIS, por sí misma, no va a reportar beneficios tangibles para el negocio, mejorando los ratios de conversión o reduciendo costes.

La consultora Forrester está explorando cómo poner fin al abandono de los clientes BOPIS, que terminan con una cancelación o compra fallida. Uno de esos problemas es la obligación de tener que recoger el artículo en la tienda, algo que puede echar a perder algunas ventas.

En concreto, según datos recogidos en EEUU, un 29% de los consumidores adultos en este país han abandonado al menos una compra que exigía su recogida física. Es decir, una compra BOPIS.

Y si hablamos de millenials y gente joven, el ratio aumenta hasta un 38%, en edades comprendidas entre 18-24, y del 48% en clientes de entre 25 y 34, como ha señalado el experto de Forrester, Brendan Witcher, en una reciente entrada de blog (http://goo.gl/ELwzIx).