Colorful phones

Los consumidores están más que hartos de mal servicio al cliente que reciben y, como resultado, muchos negocios actuales se están jugando su futuro por la percepción y compromiso que tienen sus clientes.

En general, las organizaciones en todo el mundo no suelen causar una buena impresión con sus servicios de Contact Center. Los clientes no se sienten bien tratados y, en general, se sienten frustrados, por los tiempos de espera en línea y los robots de respuesta que sugieren números para acceder a cada servicio.

En todo caso, la asistencia por parte de un agente siempre es bien valorada y la mayoría de los clientes prefiere ser atendido por ellos. Y lo que también predomina entre los consumidores enfadados es su tendencia a compartir estas malas experiencias, con cuantas más personas mejor.

También resulta general cierta tendencia a no compartir datos personales por esta vía, ante cierta inseguridad actual con respecto a las filtraciones de su información más sensible con las marcas. Los mensajes de texto se están consolidando, como medio eficaz para conectar con los consumidores y los llamados Millennials tienen más contacto con el servicio al cliente, que los de generaciones anteriores, por esta vía.

Por último, un dato para la esperanza; a pesar de sus frustraciones, los consumidores están dispuestos a perdonar y volver a intentarlo con el mismo Contact Center, aunque también resulta recomendable que las empresas sean más proactivas y apuesten decididamente por este tipo de servicios de atención. El informe realizado por la firma Corvisa, puede consultarse en https://goo.gl/opGFSj